LIBROS

lectura 3

Gabriela Betancor 2º Bach A

Encuentre la palabra que se corresponda a la siguiente definición:
Def; Objeto inanimado habitualmente usado para la decoración capaz de destruir los pilares que rigen tu existencia. 2. Conjunto de caracteres impresos en una mezcla de cola, agua y celulosa capaz de exacerbar emociones tan dispares como; la risa y las lágrimas, la ira y la paz, el miedo y la pasión. 3. Aquello que utilizas para calzar la mesa y que, de prestarle atención, te dará un abrazo de oso que te dejará sin aliento.
¿No lo adivinas? Quizás sea porque no has tenido la grandísima suerte de tener a alguien que te empujara a leer uno. Y es que, coger un tocho de 250 hojas, lleno de letras y sin dibujos por primera vez, es una expectativa tan poco atractiva como la de tomarse un famoso medicamento “sabor a naranja”. Pero, una vez pasado el mal trago, descubres que puedes volver a respirar a pulmón abierto, moverte sin marearte y comer sin vomitarte. Porque, los libros son nuestra cura contra los males del alma. Contra la rutina, el estrés, el dolor… Una vida sin libros es una vida plagada de enfermedades incurables que no merece la pena vivir.
Los libros nos enseñan a ver el mundo desde otras perspectivas, a no rendirnos, a afrontar los retos y a ser más comprensivos. No hay mejor forma de aprender, después de por la propia experiencia, que viviendo codo con codo las aventuras de nuestros gloriosos o desdichados héroes. Ese perro abandonado que busca el camino a casa, ese niño huérfano que trata de hacerse hueco en la sociedad o ese caballero de brillante armadura que más de una vez pierde la espada, ¿ crees que han influido en nuestra vida a la hora de tomar decisiones? ¿Crees que habrías asumido el castigo de tu amigo siendo inocente, te habrías arriesgado a luchar por lo que quieres o habrías recogido a un gato de la calle de no ser porque gracias a los libros te has imaginado toda una historia en relación a ello?
Hay muchas personas que conocen los secretos que encierran los libros, pero prefieren descubrirlos en una hora de película. Aquellas personas que se han leído un libro, y que posteriormente han visto la película del mismo,sabrán el terrible error que comenten esos “prefierolapeli”. Puedes hacer en moto el mismo camino que una persona a pie, pero nunca podrás captar todos los matices del camino; la blanda tierra a tus pies, la fresca brisa, el lagarto que se esconde a tu paso, la pequeña flor a un lado del camino, aquella curiosa piedra con la que te quedas en recuerdo del camino y que te acompañará toda la vida… No puedes tratar de resumir en hora y media de película las mil horas de risas, llantos, intrigas, inseguridades y miedos. Sería igual de insustancial que visitar parís en tren sin siquiera bajarte a comer en uno de sus restaurantes. Por otro lado, lo poco que hayas aprendido del film, lo olvidaras tan rápido como te olvidas de alguien que se sentó al lado tuyo en la guagua. En cambio un libro es para toda la vida, siempre llevaras a esos personajes en la memoria, a pesar de quecontinuamente incorpores nuevos miembros con cada libro que lees.
A lo largo de la historia se ha tratado de encontrar el secreto a la eterna juventud o prolongar por lo menos su vida. A día de hoy seguimos intentando encontrarlo, aunque, ese secreto de sumario se nos muestra a diario tan claro y transparente como el agua. La eterna juventud se encuentra encerrada en los “acumulapolvo”. No existe mejor manera de experimentar mil vidas diferentes y viajar alrededor del mundo que sumergiéndote de lleno en los libros. Meterte tanto en él que olvidas por completo la noción del tiempo, pasas las horas de la comida y llevas 3 horas haciéndote pis.
Hay gente que jamás logra entender cómo es posible que estando sentado y en completo silencio, te suba tanto el pulso que escuches el golpeteo de tus latidos y acabes sudando, estés tan sensible y tan absorto al mismo tiempo que solo descubras que estas llorando cuando ves caer una cristalina gota de tus lágrimasen el libro. A esas personas les pareceremos tan ridículas como nos lo parece alguien con cascos que está cantando motivado en la guagua. Y es que, solo alguien que ha sentido que el corazón se le paraba por unos segundos al pasar la hoja y ver la página en blanco, puede entender tales sentimientos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s