COMPAÑERO DEL ALMA, COMPAÑERO…

Ainhoa Hidalgo del Val 2º Bach B

Un hilo invisible conecta a aquellos queamapolas están destinados a encontrarse sin importar el momento, lugar o circunstancias. Ese ‘hilo’ se llama Internet, y desde hace una década ha ayudado a unir personas, amistades o parejas.

Una nueva tecnología que ha revolucionado el concepto de ‘amistad’ pero ¿ para bien o para mal? ¿quién te dice que esa persona con la que hablas es realmente quien te dijo? ¿o cómo conocer las intenciones de la gente a través de la red? Pero, si analizamos  las ventajas no cabe duda de que programas como Skype han tendido una mano a todo aquel que está lejos de su ser querido y que a través de una camarita puedan verse, hablarse y oírse; sentirse cerca en definitiva.

Aunque ¿podríamos comparar una amistad virtual con una en la que que podamos vernos  en persona siempre que se quiera? Quizás sí o quizás no. Todo depende del amor entre ambos, del cariño y la perseverancia. El que quiere interesarse por el otro lo hace de mil maneras y lo busca de mil maneras. El que quiere puede y lo consigue. Puede que al tener día a día a ese amigo a tu lado no lo valores tanto como aquel que lo tiene a miles de kilómetros y tiene que esperar a que esté en ‘línea’ para esperar a contarse sus problemas o anécdotas.

Y sí, nadie duda de lo difícil que tiene que ser intentar expresar tus sentimientos a través de una máquina y no poder abrazar, besar y disfrutar de las risas. Pero al menos en la actualidad tenemos esta gran ventaja llamada internet que nos facilita el contacto con todos y todas las partes del mundo. Personas como Miguel Hernández y Ramón Sijé , del  siglo anterior,  tenían que conformarse con cartas que llegaban de tanto en tanto viviendo alejados entre ellos y muy lejos de  nuestro mundo actual virtual  y de la sociedad de la comunicación.

¿ Crees que si en su época ellos hubiesen podido acceder a estos privilegios hubieran arreglado  sus diferencias? ¿La amistad se hubiese roto? ¿Hubiese muerto Sijé todavía enfrentado con Hernández? Toda respuesta sería válida ya que jamás podremos conocer  qué hubiera pasado, pero lo que si debemos tener claro es la gran suerte que tenemos al contar con la gran facilidad y potencialidad  de comunicación que tenemos.

Después de conocer las barreras que se interpusieron en la amistad de los dos personajes tendríamos que saber valorar más a nuestros amigos y demostrar el amor en cada momento porque nunca se sabe lo que puede pasar o dónde puede acabar. Y aunque la Elegía a Ramón Sijé es una joya literaria y un desgarrador  canto a la amistad, siempre será mejor cantar a un amigo vivo que lamentar su  muerte  con muchas cosas por  decir.

almendros-en-flor

 “…que tenemos que hablar de muchas cosas, compañero del alma compañero 

                                                                                                                                                                                                                                                                                          

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s