CONTIGO EN LA DISTANCIA

Aitana Díaz Salazar,  2º Bachillerato B, realiza este interesante  artículo de opinión a partir del fragmento literario de Crónica de una muerte anunciada que corresponde al reencuentro de dos de los proganistas de la novela.  Te invitamos a leerlo y comentarlo.

Amor-Social-Media-Redes-Sociales_

La tecnología, en los últimos tiempos, se ha desarrollado de manera trascendental. Tanto es así, que las relaciones epistolares han evolucionado hasta convertirse en chats infinitos. Y es que, si antes la gente conseguía conocerse e incluso enamorarse por un medio como son las cartas, ¿cómo no lo va a hacer ahora, con un nuevo medio mucho más rápido y preciso como es Internet?

La sociedad evoluciona a medida que lo hace la tecnología y, aunque es cierto que, en ocasiones la gente se vuelve dependiente de la misma, también es verdad que este hecho nos aporta numerosas ventajas. Un ejemplo de ello es la globalización, que, hablando a gran escala, facilita la comunicación a nivel mundial, y por ende también el comercio y las relaciones públicas. Pero, ¿y a pequeña escala? En un momento u otro, toda persona que frecuente la Red termina por conocer a alguien que no vive en su misma comunidad autónoma, país o incluso continente, y siendo tan fácil ese tipo de relación, ¿cómo no seguir con ella? con lo cómodo que es no tener que moverte de tu casa, ni mirar a esa persona a los ojos cuando le hablas; con la ventaja que supone mantener un contacto a través de la pantalla, haciendo ver a la persona que está al otro lado lo que tú quieres… El problema de ello reside en que al igual que lo haces tú, lo hace la otra persona, y dicen que una mentira contada cien veces se convierte en verdad. ¿Qué pasa si nos perdemos a nosotros mismos con tanto engaño?

Siempre es bueno conocer gente nueva afín a tus mismos gustos o incluso completamente diferente a ti que se convierta en un soplo de aire fresco en tu vida, pero la persona que conoces en una red social nunca será al cien por ciento quien realmente es, y nunca te conocerá a ti tampoco, por lo que lo importante, a mis ojos, no es cómo comiences una relación, sino cómo la termines.

Un claro ejemplo de lo que trato de explicar lo tengo en Crónica de una Muerte Anunciada, de Gabriel García Márquez, donde Ángela Vicario y Bayardo San Román mantienen una relación epistolar (unilateral, todo sea dicho), que realmente se ha basado en lo que Ángela ha querido hacer de ella, pero que no llega a tener sentido hasta que él regresa a por su amada diecisiete años después con un simple “Bueno, aquí estoy”. Suena fácil, ¿no? Pues muy poca gente tiene las agallas de llegar a ese punto, y es por miedo a la decepción: a la nuestra propia y a la de la otra persona.

Por lo que sí, mantener hoy día una relación a distancia es fácil. De hecho, más fácil que nunca. Pero en nuestro afán por darle la vuelta a la realidad las estamos convirtiendo en algo más impuro y complicado de lo que jamás habían sido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s