ASÍ DE SIMPLE, ASÍ DE COMPLEJO

LAURA VÁZQUEZ   2º BACH B

images

Para conocer el presente tenemos que hacer retroceder las manecillas del reloj a tiempos tan inmemoriales que ni siquiera el gran gigante dormido había nacido; remontarnos a los albores del islam y hacer un llamamiento a Mahoma, padre de lo que es hoy en día una de las religiones más polémicas del mundo. El término “yihad”, traducido al español como “guerra santa” se le impone a todo aquel pecador que profane tierra divina, según el Corán, el mismísimo Alá dijo: “A los que están  injustamente agredidos se les concedió el permiso de defenderse. Combatid, porla causa de Dios, a quienes os combatan, pero no os propaséis; es cierto que Dios no ama a los que se exceden”, 

Por otra parte y no tan alejado de nuestro tiempo, después de la Primera Guerra Mundial, en ese mismo territorio sagrado, aparecen pequeños países con esperanza de crecimiento que sucumbieron a la farsa que les tenía preparada Occidente. Gran Bretaña y Francia, por propia conveniencia y sin piedad que les detuviera, decidieron  ganarse al pueblo árabe prometiéndoles La  Gran Arabia, la unificación de todos los territorios, y así poder aprovechar cada gota de petróleo que esos países de petróleo escondían en sus entrañas. Tras la Segunda Guerra Mundial, las grandes potencias se retiran, dejando así a países como Siria sin identidad, sumidos en u na guerra continua, tan asfixiante que muchos de sus ciudadanos se han quedado sin habla, y los que aún no son mudos, se les apaga la voz de tanto gritar socorro.

Una guerra que roza lo inhumano, tan sanguinaria que el 13 N salpicó con una gota de sangre, el país de la liberté y de este modo nuestra Francia, querida oficialmente y sin tener que ocultarlo, empezó a formar parte de este interminable caos. Alrededor de 130 muertos, y casi 300 heridos causados por los seis tiroteos y las tres explosiones provocadas por el ISIS , son cifras escalofriantes para muchos, pero , todo depende de con qué lo comparemos, lo que vemos, o mejor dicho, lo que nos hacen ver.

Manipulan nuestros pensamientos de tal manera, que acabamos pensando como  ellos, sintiendo como ellos y actuando como ellos. No quiero que se me mal interprete, apoyo al pueblo francés,; la violencia, sea por la razón que sea , es injustificable. Pero creo que una vez más , el mal del asunto permanece en nuestro interior, tanto tiempo como dure el informativo. Se nos olvida que mientras Francia estaba de luto durante tres días, Siria lleva en su propio funeral más de un siglo; mientras la Torre Eiffel brillaba majestuosamente, a tan solo unos cientos de kilómetros había niños muriendo, un pueblo inundado en sangre y miles de personas pidiendo a gritos sordos una vía de escape, agarrándose de pies y manos a lo único que les quedaba: la esperanza.

Hace un año, Siria contaba con 220.000 muertes a su espalda. Hace un año, Occidente no hablaba de Siria, no veíamos en los informativos ni una simple referencia, la palabra “refugiados” estaba archivada en nuestras turbias mentes y hablábamos de nuestra supuesta solidaridad como si realmente existiera. Siria era un susurro mal pronunciado en boca de nadie, que debió haber  estado en boca de todos. Hace poco más de so meses, “sirio” se convirtió en sinónimo de “refugiado” en nuestro mundo de superioridad y apatía. Tienen como equipaje de mano los prejuicios que nosotros mismos le hemos querido imponer. tanto es así, que los enjaulamos en nuestras fronteras, les apaleamos y los humillamos. Mientras tanto, al otro lado de la línea, no hacen otra cosa que llorar, suplicar misericordia y velar por los suyos, malviviendo ante el duro invierno que se les aproxima, quedando congelados en sus propios pasos. Así de simple, así de complejo.

John Lennon cantó una vez “Imagina que no hay países, nada por lo que morir o matar, imagina que no hay religiones, imagina a todo el mundo viviendo la vida en paz me pregunto si puedes”. 

Mi respuesta es no. No mientras el sonido del silencio retumbe día a día en nuestras calles y lo que peor, en nuestras conciencias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s