DE MARIONETAS Y CIRCOS

AITANA DÍAZ SALAZAR    2º BACHILLERATO B

 

images¡Damas y caballeros, niños y niñas!, He aquí el nuevo espectáculo con que el circo que conforma nuestra clase política ha decidido entretenernos estas semanas pasadas: ¡una madre y su precioso bebé!  – Vítores y aplausos por doquier. El público se levanta de sus asientos y hace la ola asombrado ante la magnificencia del asunto. Bla, bla, bla-.  Y bueno, ya que se nos regala la entrada lo mínimo es participar, ¿no creen?

Verán, resulta que en los últimos días ha habido mucha controversia debido a que la señora Carolina Bescansa, diputada de Podemos, llevó a su criaturita aún en período de lactancia al Congreso. Como era de esperar, defensores y detractores de esta acción no han podido evitar manifestar sus opiniones al respecto, y no podrían se rmás opuestas: por un lado nos encontramos con unos cuantos susceptibles que ven el gesto más como una tomadura de pelo que como una reivindicación, y con otros pocos que entrevén lo noble del intento pero lo tachan de machista; y por el otro, hay quien apoya la decisión de la madre a seguir al pie de la letra las recomendaciones de la OMS y su esfuerzo por luchar a su manera por la conciliación.

Personalmente, comprendo cada postura, pues en este  asunto  no hay una verdad absoluta, todo depende de cómo se interprete. Pero, como de costumbre, le damos más importancia a lo que menos la tiene. Porque seamos sinceros: el 50% de la población se habrá enterado del “escándalo” de la política y su niño, pero si acaso una cuarta parte sabrá lo que se acordó en la importante reunión que se celebró durante esos días en la política internacional, o del nuevo capítulo judicial que atenta contra los derechos de los trabajadores. Nos seguimos dejando manipular por lo que en mi tierra llaman “engañabobos”

“Democracia” no es solo un concepto ideal, así como no lo es la “soberanía nacional”. Ya basta de preocuparse por las nimiedades para evitar  tener que lidiar con los verdaderos problemas; porque si otros pueden, nosotros también. Ya va siendo hora de que se termine el chismorreo y se comience a meter caña a quienes juegan  con nuestro presente y futuro. Al fin y al cabo un titiritero  queda reducido a la nada si sus marionetas cobran vida y se levantan en su contra. Con o sin bebés de por medio.

 images

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s