20 MILLONES

YANIRA RODRÍGUEZ  CANO      2º BACHILLERATO B  

                                                                                                                       

images (5)20 millones de refugiados. 20 millones de seres humanos a los que se les ha arrebatado dicha condición. 20 millones de personas que han huido de su país en busca de esa tan ansiada libertad para encontrarse ante el rechazo del mundo entero. 20 millones de historias que merecería la pena escuchar pero es más fácil ignorar. 20 millones.

Nos encontramos en medio de una de las mayores crisis humanitarias que el mundo que conocemos ha tenido el dolor de vivir. El 51,1% de los refugiados sirios son niños que han tenido que abandonar la escuela, sus amigos e incluso sus familias por razones que no llegan a comprender; niños que han tenido que dejar de ser niños para luchar contra una realidad para muchos adultos impensable.

Los conflictos de guerra no son agradables para nadie, pero especialmente en los niños esta situación puede perjudicar muy gravemente a su salud física y mental, causando problemas en el desarrollo, desde la desnutrición hasta los trastornos en la personalidad. Está comprobado que los niños necesitan jugar, cariño y un entorno estable para convertirse en personas felices; pero cuando tu nana antes de dormir es el estruendo de los bombardeos y conoces el significado de las palabras “derechos humanos”, “libertad” y “esperanza” solo en los cuentos que te cuenta mamá, la felicidad parece tan lejana como conseguir volar al País de Nunca Jamás o que un hada madrina te convierta en princesa.

Muchas personas ignoran esta realidad, pero no por ello es menos cierta. 14 millones de niños están viviendo una situación de guerra insostenible. En Siria 3 de cada 4 niños corre riegos de sufrir una enfermedad mental, 700.000 niños sirios en países vecinos no tienen posibilidad de ir a la escuela, y el porcentaje de orfandad produce escalofríos. Nos encontramos frente a un conflicto que requiere la movilización, es el momento de unirse y luchar, de defender los derechos que todos debemos poseer desde el momento de nuestro nacimiento. Porque por mucho que nos empeñemos en esperar, está claro que esta vez se nos queda corto pensar con fuerza “fe, confianza y polvo de hadas”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s