Amor que se eleva al cielo

Ojos aceitunas vieron mi alma;                                                                                  yo, sin saber cómo, perdí mi calma.                                                                           Me fui a sus labios temiendo nada,                                                                            su sabor era como recordaba.                                                                                Arena fina del desierto su piel,                                                                                  pelo negro como noches sabor miel.                                                                         Su cuerpo era mar por el que sentía,                                                                        me sentía cual barco sin bahía.                                                                                   Sus manos escalaban mis montañas,                                                                          el amor era nuestra gran hazaña.                                                                              Las sábanas se hicieron telaraña.                                                                     Éramos dos locos tocando el cielo,                                                                  besando las nubes color suave velo.                                                             Porque como en él, con nadie vuelo.

 

Autora: Claudia Cueto 1 BAC C

 

Anuncios

Un pensamiento en “Amor que se eleva al cielo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s