Capítulo uno

Me destuye. Cada paso que doy es peor. ¿Cómo lo puede ver? Me ahogo yo solo. La he perdido y mi vida ya no tiene sentido. He esperado toda mi vida por ella y cuando la encuentro, cuando sé que no puedo vivir sin ella… Ella simplemente se va. Me deja solo. Solo en la oscuridad. Entonces, ¿ por qué me deja aquí? ¿No le importo? ¿ Su amor no fue verdadero? Porque el mío sí. La amé, la amo y la amaré siempre. Ella era mi desastre y yo su tormenta. Arrazábamos con todo a nuestro paso. Éramos imparables. Y ahora, ¿ qué de imparable tiene una tormenta sin desastre? Nada. Como la noche sin el día. Simplemente nada. Simplemente solo. Sin ti. Vacío por dentro. Te has llevado lo único que no debías. ¿Me lo devuelves? Lo quiero de vuelta. ¡Devuélvemelo! Es mío y no tenías que llevártelo. Dame mi corazón. Está ahí, donde debería estar el tuyo. Así que, ¿dónde está el tuyo? Porque una persona sin corazón es… nada. Como yo. ¿Por eso te lo has llevado?

Eliana 1 BAC C

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s