Archivo de la etiqueta: Igualdad

II DÍA DE LAS ESCRITORAS

SI ME QUIERES, QUIÉREME ENTERA,

Si me quieres, quiéreme entera,
no por zonas de luz o sombra…
Si me quieres, quiéreme negra
y blanca. Y gris, y verde, y rubia,
y morena…
Quiéreme día,
quiéreme noche…
¡Y madrugar en la ventana abierta!
Si me quieres, no me recortes:
¡Quiéreme toda… O no me quieras!

DULCE MARÍA LOYNAZ

(Cuba, 1902-1997)

Anuncios

Las desigualdades de la igualdad

Actualmente la igualdad es un mito porque es un derecho que tendríamos que tener todos los habitantes del planeta pero sin embargo algunos carecemos de él, y no es solo eso, es un tema mucho más amplio, y que abarca tantos factores, que puede llegar a determinar nuestras vidas.
La desigualdad siempre ha estado presente desde el principio de los tiempos, y los pueblos han mantenido una lucha constante contra ella aunque en pocas veces se ha conseguido lo que se buscaba, es decir, la igualdad. En la Revolución Francesa, se alcanzó su integridad como concepto y empezó a ser un valor defendido globalmente.
En obras como “Como agua para chocolate” de la escritora Laura Esquivel, podemos ver que hay una desigualdad clara en contra de la mujer ya que es una sociedad machista en la que las mujeres llevan a cabo tareas de la casa, el cuidado de la familia, etcétera.
Otra obra que narra sobre la desigualdad es “Casa de muñecas”, escrita por Henrik Isben, ya que según esta obra las mujeres no podían tomar decisiones, lo que supuso un cambio social.
Hemos avanzado a lo largo de los años en cuanto a la igualdad de las mujeres y hombres, porque ya a la mujer se le valora más que antes y han cambiado un poco los roles, pero aún queda por avanzar ya que todavía en pleno S.XXI por ejemplo, se siguen viendo casos de que sea la mujer la que tenga que hacer todo lo relacionado con lo doméstico cuando la figura masculina también se puede hacer cargo de ello.

Andrea Mesa 1ºBach B

IGUALDAD ENTRE LETRAS

En la actualidad la mujer es considerada un ser inferior en algunas culturas o países más que en otros. Esta desigualdad la podemos ver reflejada en varios ámbitos diferentes, como por ejemplo en cargos ejecutivos de algunas empresas. También existe una discriminación con respecto a los salarios de los empleados, siendo otra ves más las mujeres las afectadas.

En las líneas del libro “Como agua para chocolate”, escrito por Laura Esquivel, una mexicana nacida en 1950, usa como recurso la cocina y las recetas preparadas por Tita, la protagonista, para expresar sus sentimientos a través del mundo culinario. Esta historia comienza contando como Tita nació en la cocina de su casa y como cuando Tita ya era mayor se enamora de Pedro Musquis con el que no se puede casar, ya que tiene la obligación de cuidar a su madre como la hija menor que es.

La figura femenina se ve degradada, por parte de la madre, generando así una gran desigualdad, que en esta época era normal. Si leemos el libro vemos como después de la muerte de Nacha, Tita es la que se encarga de la comida de toda la familia en la que también está incluido Pedro Musquis, que está casado con Rosaura, hermana de Tita. Él intenta demostrar el afecto que siente hacia Tita haciéndole cumplidos y regalándole flores, que a la hora de enterarse su madre, prohíbe este comportamiento enseñándonos la gran desigualdad de la época.

Aunque hoy por hoy sigue habiendo desigualdad no es igual que hace 10 o 20 años. Pero aun hay culturas que siguen estancadas como por ejemplo la cultura africana en la que las mujeres son la base de la convivencia social, pero no tienen acceso a la salud, a la educación, al conocimiento, además de que se castiga a la mujer con la mutilación genital. Otro de los tantos ejemplos de desigualdades que hay por el mundo sería la mujer árabe que es enseñada para ser una esposa, mujer, madre y después abuela. Al contrario que los hombres que crecen para ser ingenieros, doctores, funcionarios o cualquier cosa que quieran.

En conclusión, las mujeres siempre serán discriminadas de una manera u otra, hasta que lleguemos a un punto en el que estemos de acuerdo en que somos todos iguales, da igual la raza, la religión, el color o el idioma. La mujer no es inferior al hombre, ni el hombre es inferior a la mujer solo estamos en una balanza a la misma altura.

DANIELA GARCÍA BORDÓN. 1º Bachillerato B

LA LEY DE IGUALDAD EN LA ACTUALIDAD.

En la actualidad en España está vigente  la Ley Orgánica 3/2007, del 22 de marzo, para la igualdad entre mujeres y hombres.  Esta declara que todo acto de discriminación hacia cualquier sexo será penado.
Pero, ¿realmente hay plena igualdad entre hombres y mujeres en todos los ámbitos? Vemos reflejada la respuesta a esta pregunta en diversos actos de la sociedad; uno de los sectores más afectados por esta desigualdad es el sector laboral.
Los cargos ejecutivos suelen estar ocupados por hombres, las mujeres  que poseen dichos cargos son una gran minoría, y  estos han  ido disminuyendo a lo largo de los años. En el 2009 las mujeres ocupaban un 19,5% de los cargos ejecutivos, pero esta cifra no ha hecho más que reducirse hasta llegar al punto de un 11,8%.
Junto a estas alarmantes cifras  encontramos también una discriminación con respecto a los salarios de los empleados, siendo nuevamente las mujeres las victimas de dicha desigualdad, cobrando de media un 16%  menos del salario establecido para el puesto de trabajo ocupado.
Con la crisis la necesidad de trabajo ha obligado a muchas  mujeres  a aceptar condiciones laborales que normalmente no tolerarían, sufriendo acoso laboral, horarios abusivos, rentas más bajas, entre otros.  Junto a estos problemas, las mujeres poseen una mayor dificultad a la hora de encontrar trabajo, debido al “hándicap” de quedarse embarazadas. Según el empleador, la maternidad es un gran problema  para la empresa, porque este hecho supondría la baja del la trabajadora y el pago de la misma.
Desgraciadamente esta discriminación no se queda aislada en el ámbito laboral, también se extiende al entorno familiar.  Desde el punto de vista de la sociedad lo más común es que la mujer sea la encargada de los cuidados del hogar y la familia.  Dificultando las posibilidades de la misma de entrar en el mundo laboral.  También en el sector familiar encontramos diversos actos machistas, que perjudican al sexo femenino.
Muchos hombres poseen una mentalidad machista, en la cual la mujer es víctima de sus actos, en 2016 fueron asesinadas 53 y en el primer trimestre de 2017 ya son 18 mujeres  las que han sido asesinadas en España.  Incontables mujeres a lo largo de los años ha sufrido maltratos, la mayoría no han denunciado dicha situación por miedo a su agresor, o por miedo a ser abandonadas.
Por desgracia esto solo es la punta de un gran ice-berg en el mundo, muchos países sufren actos tan deplorables o peores, en la India los hombres lanzan ácido sobre los rostros y cuerpos de sus mujeres e hijas simplemente por el hecho de cuestionar su autoridad.
No somos conscientes de las atrocidades que ocurren en el mundo a diario, debemos empezar a cambiar, debemos empezar a crear la verdadera igualdad. Quedarnos callados simplemente nos separará más aun de conseguir esa sociedad que actualmente parece utópica.
                                                                                           X. Carolina  Betancor con la colaboración: Vicky Cillanueva,  Daniela García, Javier Góme y Andrea Mesa.
Alumnos de 1º Bachillerato BHMC  del IES Los Cardones.

¿Igualdad de derechos entre mujeres y hombres? ¿O sólo hipocresía?

Es cierto, que en comparación a hace unos años, el papel de la mujer ha tenido su avance, tanto en el ámbito político como en el laboral. Aunque hoy en día, la sociedad crea que hay una igualdad de condiciones y derechos entre hombres y mujeres, eso no es cierto. Vale, sí, hay una ley Orgánica que defiende la igualdad de los hombres como de las mujeres. Pero. ¿Eso se lleva a cabo? Permíteme decirte que vivimos en una sociedad hipócrita, donde se reconoce el día de la mujer trabajadora, el 8 de marzo, todos estamos a favor, todos nos involucramos y donde todos defendemos el derecho de la mujer. Yo lo llamo ‘’el día hipócrita’’, porque sólo nos concienciamos ese día ¿y qué pasa los otros 364? Cuando se mata a una mujer cada 5 minutos, cuando la aconsejan que no debe ir vestida de un modo u otro, que la enseñan a no ser violada, en vez de enseñar a los hombres a no violar. Sí, violar, y no hablo sólo físicamente, también psicológicamente. Porque después de una paliza, la mujer no queda igual, ni aun tapando los moretones, ni aun creyéndose ella misma que no le duele. Pero en el fondo, hay una marca que queda registrada para siempre en ella. Que derechos vamos a tener, si yo, como mujer que soy, vivo en una sociedad donde la justicia solo arremete contra el ‘’asesino’’ unos cuantos años, quizá 5 o 6 pero después saldrá de la cárcel ¿y sabes qué? Irá contra ella, y si no la ha matado antes, lo hará en ese momento. Por eso, esa tan famosa frase: ‘’Suicídate primero y luego la matas a ella’’. ¿Somos iguales que los hombres? ¿Entonces, por qué los hombres cobran un 19,3% más que las mujeres? No es un mito, es una realidad que viven las mujeres día a día. Pero si solo fuera ese el caso, otro gallo cantaría. A nivel político, históricamente las mujeres han tenido que luchar para que a día de hoy, podamos votar y podamos decidir por nosotras mismas sin tener que pedir permiso al hombre. Tristemente, hay personas que aún no están a favor, ni de que las mujeres voten, ni de que puedan estar representando en un congreso, y por supuesto ni que ganen laboralmente hablando igual que los hombres. Un ejemplo de este ‘’ser’’ es el eurodiputado polaco Janusz Korwin-Mikke donde en una intervención en la Eurocámara explicaba los motivos por los que un hombre deba ganar más que la mujer, entre ellos, que las mujeres éramos más débiles y menos inteligentes. Creo que al que le ha quedado su nivel bajo de inteligencia al descubierto es a este señor. Por eso, es que las mujeres nos echamos a la calle, por seres como éste, que aún siguen pensando que la mujer al lado del hombre no somos nada. ¿Qué somos débiles? Fíjate tú, si somos débiles, que tenemos que luchar día a día con situaciones como éstas, a pesar de que la realidad es otra y que aún nos queda mucho por conseguir y por hacer. No estoy hablando del feminismo, porque al igual que el machismo, molesta, el feminismo llevado a un extremo, se pone a un mismo nivel que éste. Los hombres tienen miedo de este surgimiento feminista, porque temen que las mujeres hagan con ellos lo mismo que han hecho con nosotras durante siglos. Las mujeres se han conformado con lo que la sociedad les ha impuesto, a pesar de su lucha y tristemente, muchas han tirado la toalla. Te preguntarás el porqué, y te pongo en una situación, en el sector laboral, si la mujer se queda embarazada, tiene derecho a unos meses de baja y a seguir cobrando su salario. Pero, ¿es realmente como se cuenta? Pues no, debido a eso mismo, sólo el 4% de las empresas contratan a mujeres, una cifra muy baja y una triste realidad que se cuenta desde una visión de una mujer y que tengo que admitir. Nos hemos acostumbrado, o conformado, llámalo como quieras, a que esto siga pasando, a que sean menos las mujeres que deciden tener un hijo, por miedo a que la despidan. Todo esto conlleva a una sociedad con muy baja natalidad, por ello, incentivan campañas para que las mujeres se animen a tener más de un hijo o simplemente tenerlo. Con estas situaciones y viendo el panorama. ¿A qué mujer le entran ganas de tener hijos con esta realidad?
Esto no es ni una cuarta parte de la realidad que se ve día a día en la sociedad, hoy se cuenta, pero mañana lo vives en tus propias carnes.
Nazaret Martín Sukphetchanee,
Alumna de 1º Bachillerato C, HMC  del IES Los Cardones.

¿DOS MUNDOS…O MÁS?

LARA MÜLLER      2º BACH B

08-10-24nortesur

Según la teoría Ontológica de Platón, nuestro planeta donde flotan millones de moléculas de oxígeno capturadas por millones de homosapiens, está dividido en dos mundos: el mundo sensible y el mundo inteligible.

El mundo sensible, conocido como el mundo carente de valor, está formado por aquellos individuos que no ven más allá que las sombras proyectadas al final de la caverna. Aquellos individuos sumidos al insomnio de la ignorancia y que se encuentran “paralelos” a lo que ocurre fuera de su lugar de aposento. Dichos analfabetos siendo la mayoría de la población de la época, carentes de defensa personal y de pocos recursos, son súbditos de una feria olvidada, de las que alzan el brazo y no tienen ni voz ni voto ni en su propia casa. Este mundo, según sus características, dentro de la obra está representado por la familia chabolista.

Luego, existe otro mundo, un mundo formado por los “sabios”, por individuos que conocen los problemas sociales de la época pero que no les importa más que llenarse los bolsillos o mantener su status en el grupo de “privilegiados”. Aquellos que muestran indiferencia a quienes padecen de productos básicos y de una formación. Aquellos que restan importancia a la situación de los que prestan oídos a los tiroteos o bien lo sienten, de aquellos que sufren y no se les tienen en cuenta. Este mundo, dentro de este cuento, se reflecta en los norteamericanos a punto de lanzar el satélite.

Pedro Lezcano a través de la sombra de sus cejas, observa y denuncia los desequilibrios (tanto económicos, políticos y sociales) del periodo, a partir de su obra “La chabola” reflejando las desigualdades sociales que existían a escala mundial, y que hoy en día permanecen, como son; el asedio del planeta, los países bajo conflicto, la caída de  bombardeos en distintas zonas, la existencia de una economía sumergida, el problema de los refugiados viviendo bajo un cielo esperanzador soñando con un nuevo amanecer impregnado de solidaridad… Y por último pero el más importante; la decadencia de los valores humanos.

Todas estas noticias han sido desconocidas hasta que han tocado a nuestras puertas. Nos hemos caracterizado por ser egocéntricos, dirigiendo nuestras miradas hacia banalidades de “importante envergadura” como el escaparate primavera-verano 2016, de qué color se vestirá nuestra política o si el azul-grana o el blanco-madrileño serán triunfadores de la temporada. He aquí como es nuestro mundo, un mundo dividido en dos donde las personas se encuentran ancladas en el tiempo, intentando dar pasos hacia ebl frente pero retrocediendo como cangrejos. No obstante, hay personas como Lezcano que pretenden avanzar a base de zancadas emprendiendo un camino hacia la igualdad, sin miedos, luchando, y no anhelando otras pertenencias que no sean las alas del vuelo.